lunes, 28 de marzo de 2016

¿Qué somos?


¿Qué somos? ¿Somos un sueño de alguien? ¿La invención de una mente? ¿El juego de unos dioses aburridos? ¿Entelequias en un mundo virtual? ¿Somos en realidad? ¿Qué es real? No sé si lo conocéis, pero hay un experimento físico que podría demostrar que vivimos en una especie de entretenimiento virtual para una raza inimaginablemente avanzada.

La última novela de Alexis Ravelo entronca con alguna de estas mis obsesiones personales: qué somos, qué nos hace ser, qué seremos (después de ser), qué fuimos (antes de ser). 

Ese "mar" de misterio y vértigo me rodea desde que de pequeño pensé por primera vez en el asunto. No sé la edad que tendría, pero sí recuerdo estar tumbado en mi cama, y darle vueltas al asunto... y el vértigo mental, tan enorme e intenso, que nunca lo he sentido, creo, igual.

La novela de Alexis la vivo con asombro y cercanía, porque su juego meta narrativo de historias dentro de historias (escribo con cuidado, para no estropear el disfrute al lector no avisado) que ocurren, además, en una ciudad ficticia, pero que reconozco, con un tono realista y epistolar, aunque narrado en primera persona por un ser imaginario que se pregunta él mismo qué es (si está siendo escrito, si está siendo dirigido, si es libre, si no es más que una entelequia de alguien), me hace plantearme muchas cosas sobre esas grandes preguntas que todos nos hacemos. Benjamín Libet, uno de los mayores neurólogos de la historia y pionero en el estudio de la consciencia, concluía de sus investigaciones que el libre albedrío era una mera ilusión; la multitud (infinidad) de procesos automáticos de los que no somos conscientes en absoluto que ocurren en nuestro cerebro cada vez que tomamos una decisión hacían para Libet inexistente la libertad de decisión o actuación.

No es sólo “La otra vida de Ned Blackbird” (precioso nombre, me recuerda a una canción de los Beatles, del Álbum Blanco) una novela llena de intriga y sentido de la maravilla. Es también un homenaje cariñoso a cuentistas que, cuando éramos niños, llenaban los kioskos de nuestros barrios. A los Clark Carrados o Silver Kane (su “Un abrigo de piel de hiena” me hizo pasar mucho miedito a los 13 años, no me olvido de ese título) y, claro, al mismo Ned Blackbird, un autor de novelas ficticio (todos ellos lo eran, al ser pseudónimos) en un juego de cajas chinas, de ficciones dentro de ficciones.

¿Qué somos? ¿Somos un sueño, acaso somos actores de una ficción que nos escriben manos ajenas? 

Si algo somos, es recuerdo; pero esos recuerdos a lo mejor no lo son del todo, pues los reelaboramos desde el momento en el que lo vivido pasa a ser eso: recuerdo. Los hacemos algo parecido a sueños, y a medida que pasa el tiempo, el proceso se realimenta. El recuerdo, finalmente, es tan ficticio como el ensueño.

Hacemos sueños y somos sueños.

Leed “La otra vida deNed Blackbird” y el vértigo de ser una entelequia podrá invadiros. Y no se irá nunca más.

La portada es Copyright de sus autores y de Ediciones Siruela. La uso aquí acogiéndome al derecho de cita.

martes, 22 de marzo de 2016

Presentación de "Los que sueñan" en la Librería Canaima de Las Palmas


El pasado viernes día 18 a las 20:00 presentamos mi novela "Los que sueñan", premio Minotauro 2015, en la conocida librería Canaima de Las Palmas. Mis compañeros de mesa y presentadores de lujo fueron Emilio González Déniz y Alexis Ravelo. Fue una velada muy agradable y creo que los asistentes se lo pasaron bien, que es lo que importa. Ahí os dejo algunas fotos, tomadas por Antonio Rivero, a quien desde aquí agradezco su hospitalidad.







lunes, 21 de marzo de 2016

Reseña de "Los que sueñan" por Emilio González Déniz


El escritor grancanario Emilio González Déniz, uno de los más importantes novelistas en nuestra tierra, ha escrito en su habitual blog Bardinia del periódico Canarias7 una cariñosa reseña de mi novela "Los que sueñan" que podéis leer completa aquí. Más abajo os pongo algunos extractos. Espero que os guste.

"un texto, una vez más, asombroso. Al ser una novela fantástica, se espera un mundo imaginario y probablemente imposible en la realidad. Pero no, precisamente trata de explicar lo que entendemos por realidad. No voy a destripar la novela, pero sí digo que es más que una mera narración, viene a ser como una especie de predicción, una apuesta, una teorización sobre hacia dónde vamos como especie. ¿Puede ser una novela sobre la evolución?"

(...)

"es apasionante, y en su alucinante desarrollo nos encontramos con muchas preguntas, otras tantas hipótesis, una historia que nos atrapa y una capacidad imaginativa que, esta sí, no parece de este mundo."


domingo, 20 de marzo de 2016

Entrevista en 7 Islands Magazine


7 Islands Magazine es de lo mejorcito que sale de nuestra tierra. Ahí va la entrevista que me hicieron hace poco sobre el lanzamiento de "Los que sueñan", y que grabamos en La Puntilla, en la Playa de Las Canteras de Las Palmas, justo en el restaurante La Marinera, y en la que hablamos un poco de todo. Espero que os guste.

jueves, 17 de marzo de 2016

Entrevista en Televisión Canaria



Esta es la entrevista que me hizo hace unas semanas Alicia Mederos para Televisión Canaria, sobre la publicación de mi novela "Los que sueñan", y en la que hablamos de muchas más cosas, de religión a política, pasando por cine, etc. Espero que os guste. Las imágenes al final son de mi primera película, "Fotos".

Copyright Televisión Canaria, bajo derecho de cita.

domingo, 13 de marzo de 2016

NO


No. Yo no voté por esto. Porque un gobierno en funciones arrastre mi voto por el fango legislando la destrucción de la Convención de Ginebra y la expulsión de mis semejantes por la fuerza mediante una ley ilegal, inhumana y atroz. Yo no voté porque un presidente en funciones se niegue siquiera a debatir sobre ello en el congreso. Un partido en minoría pasándose por el forro el Parlamento y aplicando su rodillo. No. No voté porque quienes ya deberían de haber cerrado un acuerdo consientan esta ignominia porque no gobiernan que es casi peor. Yo no voté porque se destruya una vez más el sueño de Europa en manos de miserables. Aquí no se escapa nadie. La miseria se expande por las viejas democracias, aterrorizadas por la ascensión de la ultraderecha, que sólo saben responder a ello con medidas más ultraderechistas. Basta ya. Quiero una democracia decente. Quiero unos políticos decentes que al menos tengan la decencia de responder públicamente de sus actos. Quiero no sentir vergüenza de ser europeo. Basta ya de dislates. No. 

He dicho QUE NO. 

sábado, 12 de marzo de 2016

Bocetos del póster de "Fotos" por PSJM



Como lo prometido es deuda, ahí están los dos bocetos que hicieron PSJM para el póster de "Fotos", mi primera película, allá por 1996. Estos días se cumple el aniversario del rodaje. Es la primera vez que se hacen públicos, y espero que os gusten.

Si os da curiosidad podéis ver la película aquí y el making of aquí.

martes, 8 de marzo de 2016

Próxima presentación de "Los que sueñan" en la Librería Canaima de Las Palmas


Pues arriba ya lo pone todo. Este viernes 18, a las 20:00 horas presentamos mi novela "Los que sueñan" en la Librería Canaima de Las Palmas. Estaré acompañado por Emilio González Déniz y Alexis Ravelo. A ver quién mejora eso... Así que si les apetece pasarse por allí y charlar un ratito, nos vemos.

He sacado la imagen con el anuncio de la web Majalula.

miércoles, 2 de marzo de 2016

L o R vía espectroscopía.


Estaba pensando el otro día durante una interesante conversación en una forma de detectar vida en planetas extrasolares y se me ocurría que, si existiera en sus atmósferas una concentración de moléculas que se supiera puede generar sólo la vida, y que fueran detectables por espectroscopía, se podría intentar a medida que los sensores disponibles fueran mejorando.

Los planetas extrasolares son aquellos que se encuentran en otros sistemas estelares, girando alrededor de otras estrellas. Hasta ahora se han detectado unos cuantos, casi todos enormes gigantes gaseosos, como Júpiter. Las distancias que nos separan de esas estrellas remotas son gigantescas, y detectar planetas más pequeños, semejantes al nuestro es complicadísimo, pero poco a poco los métodos de detección se van refinando y estamos "viendo" poco a poco remotos planetas pequeños girando alrededor de estrellas situadas a años luz de nosotros.

Como sabemos, la vida "funciona" con moléculas levógiras, esto es, orientadas a la izquierda (llamadas L para abreviar, frente a las orientadas a la derecha, dextrógiras, conocidas como R). Esa cualidad se puede detectar en espectroscopía de absorción UV o visible.

Las moléculas que forman los seres vivos (aminoácidos, proteínas, etc.) son polimeros; cadenas complejas de átomos de carbono con radicales en sus enlaces. Esas moléculas pueden ser de dos tipos según se oriente espacialmente la distribución de sus enlaces: "zurdas" o "diestras". Pues bien la mas abrumadora mayoría de esas moléculas en los seres vivientes son "zurdas", mientras que las "diestras" por alguna razón casi no existen en nuestros cuerpos. Es una regla que nadie sabe por qué ocurre, pero así son las cosas. Todo un misterio.

La espectroscopía, por su parte, permite, mediante el estudio de la luz que nos llega de una estrella, conocer su composición química, mediante el estudio de las líneas de emisión y de absorción características de los elementos químicos que la forman, que aparecen al pasar esa luz por un prisma que la descompone en colores. Actualmente ya existen experimentos (el telescopio espacial Spitzer) que permiten enfocar a un sistema estelar remoto, esperar a que un planeta extrasolar pase a lo largo de su órbita entre la estrella y nosotros y restar su tenue espectro atmosférico del de la estrella, lo que nos permitiría saber los elementos que compondrían esa atmósfera remota. La sonda Kepler, por su parte, ha catalogado una buena cantidad de planetas extrasolares interesantes. Por cierto, Kepler, uno de los mayores astrónomos de la Historia, ha sido maravillosamente retratado por Arthur Koestler en una biografía que recomiendo.

En breve llevarán a Marte sondas con detectores de moléculas orgánicas L o R, pero son analizadores químicos para el estudio del suelo marciano, y hay que llevarlos físicamente al lugar, algo imposible en el caso de los planetas extrasolares por obvias razones. Pero el análisis del espectro de sus atmósferas podría darnos una pista.

No sé si hay algún proyecto que lo contemple (amén de que no existe todavía, creo, la finura necesaria para el análisis), y sobre todo ignoro cual sería la abundancia crítica en la atmósfera de un planeta que permitiera detectarlas (hablamos de aminoácidos y proteinas, moléculas que no son muy comunes ni estables en forma libre; sólo en los organismos de los que forman parte, y eso podría ser un problema; jugamos además con distancias enormes) pero bueno, ahí dejo la idea, por si a alguien le parece interesante.

¿Cabría un experimento preliminar, a modo de test, para detectar espectros de moléculas levógiras en la Tierra desde una sonda enviada hacia los confines del Sistema Solar? Por ejemplo, donde está en estos momentos New Horizons, la sonda que llegó a Plutón. Por cierto, pronto hablaré de ella en otro artículo.

Y para terminar ¿Existirá vida dextrógira en otras partes del universo? ¿Es una excepción nuestro caso, o es la norma? 

La foto es de mi amigo Juan Santana, que hace unas imágenes digitales de larga exposición que quitan el aliento. Es la Vía Láctea sobre la isla de Gran Canaria. La foto está tomada desde la playa de Cofete, en Fuerteventura. El brillo anaranjado en el horizonte es la contaminación lumínica que genera la isla, especialmente su capital, Las Palmas.