domingo, 9 de diciembre de 2018

X-treme Universe habla de "Entre los sueños"


X-treme Universe, página de Facebook dedicada especialmente a la astrofísica de altas energías, hace una pequeña reseña de "Entre los sueños" junto a la película "Cygnus". Aquí os dejo el texto completo:

Science and art! A book and a movie, whose stories are related to astrophysics, have been recently released. 

The book “Entre los sueños”, written by the Canary author Elio Quiroga, relates a romantic thriller that takes place in El Roque de los Muchachos Observatory, whose protagonists are two newly married astrophysicists, Sonia and Juan, working in the MAGIC telescopes. In the book, Juan suddenly starts talking in dreams with a complete different voice and personality. Sonia will find herself in a disturbing situation when she realizes that she starts to feel attract to that new personality. In order to create a reliable story, Elio Quiroga decided to spend time with some MAGICians in the Observatory, who explained him how observations and life up there work. 

The movie, called “Cygnus” like the northern constellation and directed by Hugo Félix Mercado, combines the sci-fi and thriller genders in an intriguing story: an astronomer discovers a strange signal from Cygnus, after which inexplicable events begin to occur. Scientific details were discussed with members from the INAOE that work in the Large Millimeter Telescope, around which the movie was filmed (although some scenes were also filmed in the HAWC - Observatory!). This Mexican movie can be found in movie theaters in Puebla, Toluca, Monterrey and Mexico City.

Are you intrigued? We are looking forward to enjoying both the book and the movie!


About the book: https://bit.ly/2yShYg5
About the movie: http://www.peliculacygnus.com/

**********
¡Ciencia y arte! Acaban de salir a la luz un libro y una película cuyas historias están relacionadas con la astrofísica. 


El libro “Entre los sueños”, escrito por el autor canario Elio Quiroga, narra un thriller romántico que tiene lugar en el Observatorio del Roque de los Muchachos, cuyos protagonistas son dos astrofísicos recién casados, Sonia y Juan, que trabajan en los telescopios MAGIC. En el libro, Juan comienza repentinamente a hablar en sueños con una voz y una personalidad totalmente diferentes. Sonia se encontrará en una situación inquietante al darse cuenta de que se siente atraída hacia esa nueva personalidad. Para crear una historia verosímil, Elio Quiroga decidió pasar tiempo con algunos MAGICians en el observatorio, que le explicaron cómo funcionan las observaciones y la vida allá arriba.
La película, llamada “Cygnus” como la constelación del norte y dirigida por Hugo Féliz Mercado, combina los géneros de ciencia ficción y thriller en una intrigante historia: un astrónomo descubre señales extrañas provenientes de Cygnus, tras lo cual comienzan a ocurrir eventos inexplicables. Los detalles científicos fueron discutidos con miembros del INAOE que trabajan en el Gran Telescopio Milimétrico, alrededor del cual se rodó la película (¡aunque algunas escenas fueron filmadas en el HAWC - Observatory!). Esta película mexicana se puede encontrar en cines de Puebla, Toluca, Monterrey y Ciudad de México.

¿Estás intrigado? ¡Nosotros estamos deseando poder disfrutar tanto del libro como de la película!


Más sobre el libro: https://bit.ly/2yShYg5
Más sobre la película: http://www.peliculacygnus.com/





viernes, 7 de diciembre de 2018

"La estrategia del pequinés" - El cuarto de Cámaras

Este era el reino de Juan Antonio Castaño, director de fotografía de la película, y de sus guerreros. En las fotos vemos a Tommixito (foquista) o Doramas, ayudante de cámara. Este es el cuarto en el que la Red One, nuestra cámara de rodaje, era cuidada y mimada, y donde se premontaría la película con las tomas de cada día, de la mano de Chemi Ferreiro. En las fotos aparecen también Elisa Rabelo, primera ayudante de dirección, y Yaizen Zarauz, meritorio. Cuando se tomaron estas imágenes todavía quedaban varios días para el inicio del rodaje.







El mundo que hemos consentido que nos devore


Es una especie de tumor que crece sin control, que lo devora todo. Desde el lenguaje, hasta la forma en que gestionamos la frustración. Todo ha cambiado en pocos años. Y todo a peor.

Os aclaro de lo que hablo.


El país no es nuestro, lo han tomado como propio un puñado de empresas, a las que un grupo de gobernantes obtusos les regaló el control de nuestras haciendas, nuestras vidas, y ya nuestras almas.


La situación ahora mismo se aproxima a un desastre, pero puede empeorar, y lo hará. Esas empresas se han crecido, se han creído que todo el monte es orégano, y hacen lo que les da la gana, amparadas por una legislación laxa, cuando no cobarde, en defensa de los derechos ciudadanos, o de "los consumidores" como la ideología en boga nos quiere considerar a todos.




Son los de siempre, el trío calavera: la banca, las eléctricas y las telecos. Bueno, en realidad se trata de muchas más y es un estado de cosas generalizado.

El otro día probé en mis carnes, una vez más (mis odiseas bancarias ya las he contado en otras ocasiones) con una teleco. Una de las tres que se reparten el pastel español, la gran multinacional española, Telefonica, que ahora se rebautiza Movistar, que para más inri fue una empresa pública que se pagó con los impuestos de generaciones de ciudadanos y que se regaló a manos privadas hace unos años, en una "moda" que ahora lamentamos.


Como a esta peña de amiguetes de les consiente todo, la dejación legislativa, la laxitud y el cabildeo se han juntado para que Movistar y sus amigas del sector hagan lo que les venga en gana. Son empresas que están en pleno proceso de metástasis, devorándose a sí mismas, aniquilando lo que les daba valor (su personal, sus técnicos, sus servicios incluso) para subcontratarlo todo, en un camino suicida hacia el vacío. Pero un camino que unos directivos que han estudiado Administración de Empresas en campus carísimos (privados también, claro), plantean en consejos de administración sin que nadie les rechiste ni les cuestione. Es una especie de conjura de los necios imparable.




Mirad, resulta que en casa tengo un terminal Domo2 de Movistar, con la línea fija, y está averiado; no marca, de modo que no sirve para nada. Así que llamé a averías, 1002, a ver si se podía hacer algo, aprovechando que mi televisión por fibra se veía tan mal como podéis ver en las imágenes que he utilizado para ilustrar este artículo. Así mataba dos pájaros de un tiro.

Dos llamadas, y 15 minutos de espera en cada una, y tras ellas, no había obtenido nada: un operador me trató como si fuera débil mental y me dijo (textual) que eso era la línea analógica y que no es fiable, mejor tener fibra, y otra me cortó la llamada, luego me reiniciaron el router de fibra sin previo aviso, y me bloquearon la comunicación durante media hora.


Tras ello, decidí enviar mensajes al 1002 por SMS, como me aconsejaban en un mensaje de texto que me llegaba a cada llamada que hacía. Este es el diálogo de besugos que se produjo:



Por cada llamada al 1002, llegaba uno de esos SMS:




Ante el fracaso de las llamadas, decidí mandar este SMS explicando el problema al 1002:





Esta fue la respuesta recibida minutos después:




En vista de que no había respuesta alguna, decidí complementar el mensaje previo:



Imposible sostener una conversación por esa vía con el servicio técnico; me pidieron de nuevo el teléfono del que hablaba:



De nuevo me informaron de que empezaba el análisis. Esto fue un jueves. Al día siguiente, llegó otro mensaje diciéndome que "estaban en ello":




Y al día siguiente, sábado, otro, indicando "que seguían" estudiando mi problema:




Finalmente, al día siguiente por la tarde, domingo, tras ¡72 HORAS DE ANÁLISIS! me llamó un operador del 1002 para decirme que mi Domo2 no tenía contrato de mantenimiento, de modo que ni me mandaban un técnico a casa ni, claro, me lo cambiaban. 


En román paladino: "cómprate un puto teléfono, infeliz".


Así que he comprado un nuevo aparato.


Todo falla en este sistema: redes de subcontratas (Movistar ya no arregla nada, ya no atiende la calidad de sus propias redes, ya no sirve tecnología, sino que es el reino de un grupo de directivos y algunos gurús con egos gigantes que les mantienen engañados como a niños, que controlan una gran burbuja rellena de nada de la que cuelga una infinidad de empresas satélite que subemplean a sus trabajadores), servicios inexistentes, barreras telefónicas para que las reclamaciones no lleguen a buen puerto, y al final de la cadena, nosotros: unos ciudadanos (perdón, consumidores) a los que se les cobra religiosamente cada mensualidad con uno de los precios más caros de Europa, y que apenas tienen derecho a nada. 


Y encima, demostrado por las autoridades públicas, las tres empresas de telecomunicaciones que controlan el país (y las operadoras virtuales que en muchos casos con creadas por ellas mismas, como marcas secundarias), ejercen de cártel, acordando sus precios unas con otras y en secreto, de modo y manera que su sistema no tiene salida alguna: no puedes escapar de ellas a no ser que te vayas del país, y encima las sanciones que han de pagar por estas conductas, que son ilegales, cuando se demuestran, son de pura risa.

Por supuesto, las llamadas posteriores para "valorar la atención recibida" que te llegan, son papel mojado, sólo sirven para que el usuario tenga una ilusión de atención, y para aterrorizar a los teleoperadores que trabajan para las subcontratas que hacen de muros para los clientes, que pueden ser despedidos a la mínima valoración negativa. Un sistema perfecto que no comprende que el problema es él mismo y culpa al trabajador. Y al cliente, claro, que es perfecto si paga y calla. Genial idea. 


Cualquier reclamación externa que hagas ante estos problemas es conducida por un departamento oficial llamado Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria, que básicamente no sirve para nada, toma decisiones no vinculantes, es lento, parsimonioso, y cuando decide sancionar a una de estas empresas lo hace, como decía antes, con una timidez que merece ser calificada de lo que es en realidad: un paripé miserable, concebido para que los ciudadanos no puedan hacer nada por cambiar el estado de cosas actual. 

Y así el sistema, perfecto él en su insidia, sigue funcionando con toda su crueldad intrínseca sin que se pueda hacer nada de nada. Los medios de comunicación les pertenecen, los editorialistas y opinadores son suyos. El silencio impera sobre sus actividades.

Este es resultado de regalar empresas, mercados y sistemas públicos enteros a empresas privadas: ahora mismo estamos capturados, secuestrados, por un puñado de corporaciones que mandan sobre nuestras vidas, que nos pueden introducir impunemente en una lista de morosos o cortarnos la luz si les da la gana, y ya no sirve de nada quejarse, les da igual. 


Pero recuerden: "lo público es ineficiente, lo privado sí que está bien gestionado" ¿Les suena la cantinela? Estamos así gracias a ella.




Todas estas empresas (telecos, bancos, eléctricas y otras), antiguos monopolios públicos, actuales oligopolios privados, han olvidado su objetivo primordial, que era el de dar un servicio a la ciudadanía. Han entrado en la vorágine autodestructiva del beneficio máximo y el mínimo gasto. Y en asuntos vitales para las personas, que jamás debieron ser entregados al albur del mercado, ahora deciden sobre el precio de la electricidad (casi ha aumentado en un 100% en 10 años), juegan y especulan con nuestros ahorros (tras un rescate de miles de millones que nunca recuperaremos) a cambio de comisiones demenciales, o controlan nuestras comunicaciones, llamadas, navegación por internet y otras actividades. 

Y como no aprendemos, el gobierno popular había empezado a entregar la sanidad y la educación a otras manos privadas. Detrás de todas estas espantosas decisiones hay personas, para las que el argumento racional de la evidencia: todas las privatizaciones han demostrado ser un total desastre, sin excepción, no existe ante su Fe suprema en el capitalismo neoliberal. No son gente libre, son miembros abducidos de una secta, y controlan nuestras vidas. Se llama sesgo cognitivo. Y me temo que el sesgo cognitivo y el fanatismo en este momento ha cambiado el mundo a peor, porque sólo desde la fe ciega y fanática en el Dios Mercado se puede justificar este dislate que ordeña a millones de ciudadanos cada mes por servicios cada vez peores.

Y todo sigue el mismo ritual: se desregulan sectores, y empiezan los dislates y el caos. 

En cualquier reunión de la cúpula de una de estas empresas:
-¿Cómo fue el cobrar medio euro extra a los clientes el mes pasado?
-Bien. Hemos ingresado 40 millones extra, y ha habido una reclamación.
-Vale. Entonces sube la cantidad a un euro. Total, no se enteran de nada...

Y los abusos siguen, porque nadie reprende, nadie castiga, nadie vigila estos despropósitos, que se van haciendo mayores, y van volviendo más miserable poco a poco la vida de los clientes, sin consecuencias. Y los directivos, las cúpulas empresariales, un grupo de gente que ha llegado ahí a base de demostrar su capacidad depredadora, ejercen su dictadura del abuso de forma impune. Es más, se les premia cuanto menos servicio dan, cuanto más obtusos son sus sistemas de ayuda al cliente, cuanto más encastillan a las empresas que les pagan sueldos millonarios. Una legión de psicópatas gobierna esas cúpulas. Y el resultado, está a nuestro alrededor. Miles, millones de abusos consentidos, amparados por la mirada hacia otro lado de una administración cómplice de la nueva dictadura de las empresas privatizadas, cuyo objetivo final, su utopía soñada, es cobrar por servicios inexistentes. 

La atomización actual es tal, que digas lo que digas, para estas enormes empresas, con sus millones de suscriptores secuestrados, sólo eres un grano de arena en un gran mar de indiferencia, una voz en el desierto. Hemos de agradecer a un puñado de gobiernos democráticos previos este trabajo de zapa que nos ha convertido en más pobres, menos ciudadanos y más "consumidores". 


Y todo, todo, al final, amigos, es política e ideología. Porque una ideología muy concreta, nos ha llevado a este estado de cosas.


A ver cómo carajo se arregla esto. 


Llamando al 1002 ¿Verdad? Sí, al puto servicio técnico.


Las imágenes que he utilizado para amenizar la lectura son fotos de la pantalla de mi televisor, mostrando la calidad de la recepción de la señal por fibra de Movistar. El programa que se intuye tras el ruido digital, es "Real time with Bill Maher", de HBO. 

jueves, 6 de diciembre de 2018

Edición en México


La editorial Universo de Libros está publicitando con este bonito banner "Los códices del apocalipsis", mi novela de intriga histórica y de ciencia-ficción que cuenta la historia de unos extraños objetos artificiales que orbitan la Tierra y que llevan miles de años en el espacio, sin que nadie sepa para qué.

Aquí os dejo el book trailer, con diseño y animación de Brendan McCaffrey:



Podéis comprarlo en España sólo en Amazon, con portada exclusiva (obra también de Brendan McCaffrey), en ebook y en tapa blanda.

miércoles, 5 de diciembre de 2018

El Sillón de Canaima


Presentando "Entre los sueños" en El Sillón de la Librería Canaima con un compañero de lujo: Emilio González Déniz. Gracias a todos por venir. Espero que pasaran un rato agradable y entretenido.






Esta noche, en la Librería Canaima...


... presento a las 20:00 mi novela "Entre los sueños",  en la estupenda compañía de Emilio González Déniz. Si tienen un ratito y les apetece pasarse, allí nos vemos. Pasaremos un rato entretenido.

viernes, 30 de noviembre de 2018

"La estrategia del pequinés" - Los actores secundarios

Poco a poco se iban incorporando a las corcheras las fotos de los actores que interpretan los papeles secundarios de la película. Entre ellos, Ruth González, Miriam Faura, Víctor Formoso, Gon Hernández (director de especialistas), Chicho Castillo, Hermi Orihuela, Lorenza Machín, Miguel Ángel Maciel o John Dickson.